lunes, 29 de noviembre de 2010

Una educación para chicas


Son muchas las razones que validan y confirman las ventajas de una educación exclusiva de chicas. Vamos a verlas más adelante detalladamente, pero ahora dejen que las exponga de manera general: Las chicas por mucho que se pongan las nuevas corrientes del feminismo actual, son diferentes en su manera de ser, en su manera de pensar y en su manera de relacionarse con el mundo en general, en contraposición con las de los chicos. Y obviamente tienen cualidades físicas y anatómicas que carecen los varones. Pero como dicen los franceses, !Vive la différence! (!Viva la diferencia!) porque el hombre y la mujer están hechos para estar juntos y por eso se complementan tan bien, fue brillante el Creador al proyectarlos.

Hay una capacidad muy importante que tiene la mujer, y que muchas veces se quiere hacer olvidar intencionadamente, y es su capacidad de engendrar vida en su interior, capítulo por cierto que merece la pena detenerse en él, ya que de él depende la primera etapa fundamental de todo ser humano, que es su comienzo en la vida. Y por supuesto, la maternidad de la mujer, de educar a sus hijos desde la infancia, de alimentarles y cuidarles hasta que se sepan valerse por sí mismos.
Pero ahora, volvamos a la cuestión inicial: ¿Por qué un colegio de chicas?

1. Para realzar la feminidad de las chicas y potenciar su personalidad

Es importante dar a las chicas la oportunidad de formarse con otras chicas y aprender a cultivar su femineidad, en estos tiempos que corren, parece que da igual la manera de vestirse, la manera de comunicarse, de relacionarse... y no da igual, lo cierto es que es otra de las mentiras que nos quieren hacer creer. La mujer tiene que mostrar seguridad y elegancia en el estar al mismo tiempo. Pero por otro lado, no puede abandonar su componente netamente femenino, el hablar con dulzura pero con aplomo al mismo tiempo, el saber dar un toque de espontaneidad y de alegría al hogar. Y el ser ella misma en definitiva, con sus virtudes y sus defectos. Sin necesidad de llevar una máscara que desfigure cómo es por dentro, cómo siente, cómo late su corazón y cómo ama.
Vivimos en una sociedad de prisas y agobios, el que continuamente nos venden hacer las cosas sin esfuerzo, el buscar el camino fácil, pero ahí no está la felicidad. Se consigue por el camino contrario, buscando hacer felices a los que a uno le rodean, su familia, sus amigos... y para eso hay que dar lo mejor de uno mismo, renunciando a veces a la palabra "yo".

2. Para hacer amigas para toda la vida

Es muy importante que las chicas, lo mismo que los chicos estrechen lazos de amistad con las de su sexo, porque al fin y al cabo, va a ser con chicas con las que mejor van a entenderse, y porque es bueno que tengan un círculo de amigas de confianza en las que poderse apoyar. Y porque muchas veces van a ser más sinceras con otras chicas que con chicos, ya que no juega el componente sexual.

3. Para aprender a descubrir las mujeres que pueden llegar a ser

Durante el pasado siglo XX, la mujer ha librado muchas batallas para que se la dejara formar parte activa de la sociedad con todos los derechos y obligaciones que conlleva. Y lo han conseguido, pero ciertamente, todavía se tiene que trabajar más para que haya igualdad de oportunidades en todos los sentidos y en todos los aspectos de la vida para la mujer. Pero también el feminismo está entrando en un campo peligroso, el de querer postergar al varón, y de querer ocupar su puesto en todos los aspectos, y esto no sólo no es razonable, sino que es una insensatez. La mujer necesita al hombre y el hombre necesita de la mujer.

El hombre le proporciona a la mujer la protección y seguridad, a la vez que la da equilibrio emocional y psíquico y viceversa, la mujer le aporta al hombre muchas veces cordura y un abanico más amplio de ver la vida y no analizarla tan friamente desde el cerebro masculino. En definitiva, ambos se necesitan, y eso es la belleza en la relación entre el hombre y la mujer. Aclarado este punto, las niñas tienen que aprender a caminar hacia la vida adulta al igual que los chicos, por eso es importante que tengan modelos a seguir que les instruyan para aprender los diferentes papeles que pueden desempeñar: el de madre, esposa, mujer trabajadora, ama de casa...
4. Para concienciarse del papel primordial que deben ejercer el día de mañana en la educación de sus hijos

Las mujeres juegan un papel fundamental en la educación de sus hijos junto con los hombres. Su papel es insustituible por el marido, esto no quiere decir, que los hombres viudos no puedan educar a sus hijos, pero siempre faltará la figura maternal de la madre.

Sobre la educación conjunta de los hijos habla el documento vaticano Gravissimum educationis (capítulo 8, párrafo 27): "Colaboren, sobre todo, con los padres; juntamente con ellos tengan en cuenta durante el ciclo educativo la diferencia de sexos y del fin propio fijado por Dios y cada sexo en la familia y en la sociedad". Que hace referencia también como se puede ver, al importante papel que juega la Escuela en la educación de los hijos conjuntamente con los padres (padre y madre).

5. Para enseñarles a tratar a los hombres y a aceptarles en su masculinidad y virilidad y el importante papel que juegan también para la Familia

Las niñas han de saber los límites que no se deben pasar en la relación con los hombres. Y ciertamente, la publicidad y la sociedad en general, no ayudan en este sentido. Por eso es importante advertirlas de los peligros que conlleva tomarse a la ligera la sexualidad y las relaciones con los hombres. Han de saber no decir siempre que sí, y tratar con respeto y educación a los varones, lo mismo que se debe esperar de ellos.

6. Para aprender a responsabilizarse de sus obligaciones
Es una buena idea la educación de chicas de manera exclusiva, porque permite ayudarlas a formarse mejor, a no distraerse o competir por atraer a un chico. A no ser mujeres antes de tiempo, sino cuando la naturaleza y la edad lo diga. Y en definitiva para adquirir mayores habilidades y destrezas que les van a dar más éxito en sus relaciones con los demás y en el ámbito del trabajo.
7. Para potenciar su sensibilidad y su creatividad
Un entorno de chicas permite que las niñas refuercen su condición de mujer y desarrollen virtudes de la mujer como la ternura, la delicadeza, el trabajo meticuloso y detallista, su capacidad para abarcar múltiples situaciones y obligaciones, su empatía con el otro, su imaginación... Todo y eso y mucho más es posible potenciarlo y desarrollarlo cuando no están pendientes de los chicos todo el tiempo.

sábado, 20 de noviembre de 2010

Razones y Motivos para un colegio de chicos

Los chicos que todas las mañanas vienen corriendo, riendo, y gritando desde el otro lado de nuestras puertas están creciendo en tiempos complicados. Viven en un mundo que está cambiando rápidamente, marcado por los avances en la ciencia y en la información. ¿Tú recuerdas que es lo que esperábamos aprender? Ellos tienen que aprender más.

Los buenos colegios tienen que cambiar para ayudar a los estudiantes a tener un buen sentido de las cosas, ante un mundo cada vez más complejo. ¿Pero cómo?

Parte del trabajo de los profesionales de la enseñanza es conseguir que los chicos se sientan seguros formando parte de este mundo. Ellos tienen que sentirse cómodos con las nuevas tecnologías que formarán parte de sus vidas.
Muchos colegios desarrollan la curiosidad y la atracción de los jóvenes por las máquinas, para incorporar nuevas tecnologías a todos los aspectos de la enseñanza y el aprendizaje. Hay que inculcarles las posibilidades que pueden alcanzar dirigiendo su atención hacia búsquedas interesantes y apasionantes como la enciclopedia del National Geographic o una visita virtual a la web del Museo del Prado para contemplar y aprender obras de Tiziano, El Greco o Velázquez.

¿Qué necesitamos hacer para que en el futuro los chicos sigan teniendo deseos de aprender y desarrollen sus capacidades? Haremos 4 cosas:

1. Ofrecer un programa académico que entusiasme tanto a profesores como a alumnos

2. Impartir enseñanzas de artes para desarrollar la creatividad y la inciativa de los chavales.

Según las investigaciones de 'International Boys' Schools', los estudiantes que participan en una obra de teatro, música y programas artísticos, desarrollan un fuerte pensamiento creativo, tomando decisiones, resolviendo problemas, y en el razonamiento de habilidades.

3. Ofrecer un exhaustivo programa de deporte y educación física

Tiene que estar dirigido a todos los estudiantes, ya que está demostrado que los estudiantes mejoran su rendimiento académico, en el razonamiento matemático o en la lectura por ejemplo, si hacen ejercicio físico. Como dice el proverbio latino: Mens sana, in corpore sano.

4. Construir una guía y un programa de destrezas de vida para apoyar a los estudiantes en su salud social y emocional

La buena educación está basada tanto en el corazón como en la mente. Hay que conseguir que los estudiantes logren ganar confianza, seguridad, y sean capaces de expresarse correctamente. El objetivo es que lleguen a ser buenas personas, buenos amigos, buenos ciudadanos y buenos padres en el futuro.
El reto es animar a los estudiantes para que participen y se involucren con determinación en servicio comunitario y en desarrollar sus aptitudes para la vida y para el liderazgo.
  • Diez Razones para una Educación Exclusiva de chicos:
10. Los chicos aprenden a su ritmo su propio desarrollo en la escuela elemental

Es decir; las chicas aprender a leer antes que los chicos y tienden a tener más éxito en el colegio, particularmente en los primeros años. En un ambiente de chicos, los chavales son capaces de desarrollarse a su propio ritmo. No están juzgados en comparación con las chicas. Ellos no empiezan sus años de colegio con la sensación de que van detrás. Como resultado, ellos no pierden interés por la escuela y por la lectura.

9. Los chicos maduran después que las chicas - física y socialmente

A todos los chicos, la escuela les da un poco de tiempo para madurar socialmente. Les protege de la presión de la sociedad para que salgan con chicas antes de que estén preparados. Les salva de gastar todo su tiempo intentando impresionar a las chicas. Y les permite enfocar su tiempo a sus trabajos de escuela y a formarse mientras como chicos.

8. Los chicos tienen una energía física ilimitada

Los chicos tienden a relacionarse físicamente con su mundo, a tocar y golpear lo que esté a su alcance. La energía que tienen de forma natural, tienen que aprender a canalizarla, porque si no, puede causarles problemas en su relación con las chicas.

Es más fácil que en un ambiente de chicos, aprendan a manejar su fuerza y a controlar su cuerpo. A la vez que aprendan a enfocarla hacia actividades deportivas o trabajos físicos de utilidad.

7. Los chicos son por naturaleza desorganizados

Es importante enseñarles a aprovechar su tiempo y a organizarse con ayuda de una agenda y un horario. Ya lo decía Thomas Huxley en el año 1800, "Quizás el mayor resultado valorable de la educación, es la capacidad para proponerse uno a sí mismo lo que tiene que hacer, cuando lo debe hacer, sin importar si le apetece o no; debería ser la primera lección a aprender; y aunque sea temprano cuando empiece un hombre a practicarla; será probablemente la última lección que aprenda a conciencia".

6. Los chicos son creativos

Si se les da la oportunidad, los chicos pueden llegar a ser muy creativos. Se involucran en la música, el arte, el teatro, y a escribir con creatividad. Muchos tienen un gran sentido artístico.

5. Los chicos son unos buenos líderes

Pueden tomar responsabilidades desde muy temprana edad. Se da la casualidad, de que pueden responsabilizarse de cosas, liderar a otros, y llevar a cabo grandes retos. Pero en un ambiente mixto (con chicas) no tienen la misma inquietud por ser líderes - quizás por la energía masculina de la que hablamos antes, o porque los chicos son tan organizados como las chicas. La misma presión puede aprovecharse para que lleguen a ser buenos líderes.
En un ambiente de chicos, no tienen más remedio que desempeñar diferentes roles. Ellos aprenden a liderar y a formar parte de un equipo con otros chicos.

4. Los chicos asumen riesgos
Los chicos tienden a actuar primero y luego pensar. A menudo toman riesgos sin darse cuenta de los peligros que conllevan. Esto puede ser una buena cosa - algunos de los grandes descubrimientos de la civilización empezaron cuando alguien tomó riesgos-. No hay que contener esta caracterísica propiamente masculina, pero hay que ayudarles a que aprendan a juzgar los riesgos que corren para evitar que se hagan daño a si mismos o a los demás. Esta es una de las principales razones por las que necesitan todo el tiempo estar supervisados por adultos.
3. Los chicos hacen grandes amigos

Pero, cómo es vista la amistad por ellos? Pues cambia con la edad. Según van madurando se profundiza en la amistad.

2- Los chicos son divertidos

Tienden a tener un sentido del humor irreverente, diferente del de las chicas. Hay que utilizarlo para que logren cumplir sus aspiraciones y para que mejore las relaciones entre sus compañeros y con los profesores.

El sentido del humor es una herramienta que les será muy útil para relacionarse con el mundo real y superar obstáculos y situaciones difíciles.

1- Los chicos necesitan modelos de rol masculinos
Es importante que tengan modelos a seguir para triunfar en la vida, sean hombres respetables y tengan un trato educado y respetuoso con las mujeres. Por eso es muy positivo y necesario que también haya mujeres que participen en el mecanismo de funcionamiento del colegio y que también les instruyan y les eduquen en valores.

Ventajas de un colegio católico para chicos

Para padres que quieran dar una formación más integral a sus hijos desde el punto de vista católico, y a la vez busquen una enseñanza académica que les permita tener un futuro prometedor en un entorno global cada vez más competitivo, es ideal la opción de matricularles en un internado católico en el extranjero. Muchos padres optan por llevar a sus hijos a Inglaterra, para que mejoren el idioma de Shakespeare. Otra posibilidad es optar por llevarles a un colegio internacional en el que el sistema de enseñanza sea inglés, y a la vez estudien otros idiomas. El Colegio Internacional de Chavagnes es una buena opción. http://tsv.catholic.edu.au/

Hay muchas razones para ello, una de vital peso, es ayudarles a que adquieran habilidades en el aprendizaje de idiomas (especial dificultad que tienen particularmente los españoles).

Otra es la de experimentar el efecto beneficioso que tiene el salir de un entorno super-protegido del hogar en muchos casos, y compartir con chicos de otras nacionalidades la fe católica. Al mismo tiempo, desarrollar actividades de deporte en equipo, arte, música, teatro, así como el aprendizaje en el desempeño de tareas de servicio comunitario.

El objetivo es ayudar a los chavales a que sepan valerse por sí mismos y encontrar el camino hacia su madurez. Para ello es fundamental proveerles de un entorno en el cual puedan conocerse mejor a sí mismos y desarrollar todo su potencial que les convierta en personas y hombres exigentes consigo mismos, capaces de grandes retos y de comportarse con respeto y educación con el otro sexo.http://bit.ly/8Z2GiL


Programas educacionales hechos a medida para el desarrollo y las necesidades de los chicos:

  • Los chicos consiguen más confianza que les permita aprender sin ser comparados con las chicas, que maduran mucho antes y suelen tener más éxito en los resultados académicos en el colegio.
  • Los libros y el material curricular que interesa a los chicos, puede ser integrado en los aspectos del programa del colegio.

  • Los chicos tienen la oportunidad de ser enseñados y entrenados para desarrollar la facultad (a muchos les gusta la educación diferenciada pero son ridiculizados por ello y no se atreven a decirlo en voz alta) de trabajar con otros chicos.

  • Pueden crecer a su ritmo en un ambiente de paz, y ser niños el tiempo que necesiten, protegidos de una sociedad que les presiona para que se comprometan con una chica antes de que estén preparados para ello.

En un ambiente libre de las ataduras que generan las obsesiones sobre el sexo

  • Los chicos necesitan una dirección para no dejarse llevar por lo fácil y la satisfacción sexual inmediata que venden incesantemente los medios de comunicación y la sociedad en general.

  • Enfocado en la tarea académica de lograr la realización con éxito las actividades extra-curriculares, que pueden llegar a ser de suma importancia.

  • Una comunicación franca y directa que promueve el desarrollo y el crecimiento personal.

Un lugar en el que los chicos crean fuertes lazos de amistad y camaradería con los de su edad y con los profesores para que:

  • Tengan la oportunidad de poder fijarse en buenos modelos de rol masculino, que les repercute positivamente.

  • Sientan y compartan un auténtico espíritu de equipo, que enriquece las vidas de los chicos.